Como afecta el teletrabajo a la vulneración de derechos.

El principio de la protección de datos de carácter personal por defecto.
15 octubre, 2020
El acceso de los representantes sindicales ante la documentación laboral.
20 abril, 2021

Como afecta el teletrabajo a la vulneración de derechos.

Asian business woman talking to her colleagues about plan in video conference. Multiethnic business team using computer for a online meeting in video call. Group of people smart working from home.

  • Cada vez son más las empresas que están implantando sistemas telemáticos para desarrollar las funciones laborales de forma remota, es decir, sin necesidad de acudir al centro de trabajo.
  • No obstante, los medios o programas informáticos que implanten las compañías en los dispositivos para la realización y control del teletrabajo deberán cumplir unos principios y unas normas muy estrictas.

En los últimos meses, como consecuencia de la pandemia sanitaria que estamos atravesando, las empresas han puesto a disposición de sus empleados medios telemáticos que permiten desempeñar las funciones laborales sin necesidad de acudir a las instalaciones de la compañía. Así el teletrabajo es un concepto que cada vez las empresas tienen más presente como una forma de llevar a cabo la jornada laboral.

Sin embargo, los avances tecnológicos han multiplicado los conflictos en torno a los límites del control empresarial de los trabajadores y la normativa de protección de datos. En este sentido, el  artículo 22 de la Ley del Teletrabajo, es claro y faculta a las empresas a adoptar las medidas que estimen más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por los trabajadores de sus obligaciones y deberes laborales, incluyendo la utilización de medios telemáticos.

El problema surge porque la norma no concreta qué dispositivos o tipos de control serán los adecuados, únicamente requiere que las compañías informen a sus empleados de los protocolos de uso de sus dispositivos electrónicos y de las vías por las cuales su labor puede ser monitorizada. No obstante, hay que tener en cuenta que el poder de control que se atribuye a los empleadores está limitado por la intimidad del trabajador y la protección de datos.

Dichos límites pueden verse vulnerados si los medios utilizados no respetan los principios de idoneidad, necesidad y proporcionalidad, lo que exige que el empleador ajuste los sistemas de control a los fines perseguidos y que sean la opción menos invasiva. Además, habrá que tener en cuenta que si los dispositivos son propiedad del empleado, la capacidad de la compañía de instalar herramientas o software de control se restringe, pues se estaría poniendo en riesgo la información personal en el dispositivo. En cambio, si el aparato pertenece a la empresa, los programas que se limitan a detectar si el trabajador está activo y los que monitorizan la pantalla no serán vulneradores de derechos siempre que exista justificación para su uso y se haya informado previamente al empleado.

Por el contrario, mayor riesgo de vulneración de derechos puede suponer la captación de voz o imagen. En estos casos, el derecho a la intimidad se ve reforzado porque se encuentra en un entorno muy protegido como es la intimidad del hogar.

En consecuencia, a fin de cumplir fielmente la normativa cuando los empleados se encuentran teletrabajando, será necesario que se suscriba un documento con todas las funciones y obligaciones a las que deberán atenerse los mismos, así como las medidas de seguridad que deberán implantarse a fin de mitigar los riesgos y evitar violaciones de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *